Banco de Experiencias

Este Banco de experiencias o buenas prácticas es el resultado de la sistematización y análisis de información obtenida a través de diferentes operadores, e indudablemente es una herramienta de excelente potencial en su desarrollo, teniendo en cuenta la capacidad que puede desplegar, coordinadamente con la implementación de políticas de cooperación internacional, recomendados desde el IIN, como útiles para el proceso de restitución internacional.

Aquí se permite reconocer al resto de los Estados las prácticas, estrategias o acciones que han generado buenos resultados en su implementación y de acuerdo a las condiciones de cada región, posibilitar la incorporación de las mismas, en un esfuerzo mancomunado en el abordaje de la problemática de la sustracción internacional y en un marco de cooperación.

Representa además un llamado a la solidaridad internacional, donde unos son buenos ejemplos de los otros, en una línea estratégica de cooperación internacional permanente, lo cual es principio inspirador de las acciones del IIN. Acciones además que deben inscribirse siempre desde una óptica de promoción y defensa de los derechos humanos.